Muerte Chirino: Imputaron a 9 oficiales y se ordenó la 2da autopsia

Comparte esta noticia

La Justicia Federal avanzó con la imputación y levantó el secreto de sumario con lo cuál se conocen a los nombres de los implicados en esta denuncia por la muerte del subteniente. Familiares y amigos se movilizaron para reclamar justicia en Holmberg, Córdoba.


A más de un mes de la muerte del subteniente Matías Chirino (22) tras una “fiesta de bautismo” en el predio del Ejército Argentino, en Paso de los Libres, el fiscal federal interino Aníbal Martínez imputó a 9 oficiales por homicidio simple y el juez federal de Paso de los Libres Gustavo Fresneda ordenó una segunda autopsia al cuerpo de la víctima. La medida que arrojó novedades públicas al caso es que la Justicia levantó el secreto de sumario en la causa.

Chirino era oriundo de la localidad cordobesa de Holmberg, donde ayer se realizó una numerosa marcha de familiares y amigos que salieron a las calles para pedir justicia por el crimen, ocurrido la noche del 19 de junio pasado, en el Casino de Oficiales del Grupo de Artillería de Monte 3, de Paso de los Libres.

El fallecimiento tiene relación de causalidad con los maltratos que aquellos le dispensaron prevaleciéndose de la autoridad que tenían sobre Chirino, como también sobre los subtenientes Rufino Meza y Chaile, en el marco de la reunión denominada ‘bienvenida, ritual y/o bautismo de iniciación”, definió el representante del Ministerio Público.

Para el fiscal Martínez, los sucesos se encuadrarían en el delito de homicidio simple, en perjuicio de Matías Ezequiel Chirino y de abuso de autoridad, en perjuicio de Jorge Chaile y Rufino Meza, otros subtenientes que también fueron víctimas de los abusos, y quienes declararon como testigos.

La imputación alcanzó a los capitanes Claudio Luna (35 años), Rubén Darío Ruiz (35) y Hugo Reclus Martínez Tárraga (349; al teniente primero Darío Martínez (31), a los tenientes Exequiel Aguilar (32) y Franco Grupico (26), y a los subtenientes Facundo Acosta (27), Gerardo Bautista (31) y Claudia Cayata (33).

En caso de ser hallados culpables, los oficiales imputados podrían enfrentar penas de entre 8 y 25 años de prisión.

Tanto Chaile como Meza coincidieron en sus declaraciones en cuanto a que “pudieron haber terminado como Chirino”. Declararon ante el fiscal Martínez durante unas siete horas. Fue el tiempo que les tomó describir los abusos a los que fueron sometidos.

En otro orden de cosas, con respecto a la segunda autopsia ordenada por el juez Fresneda, la misma se realizaría en el Instituto Forense de Córdoba, según se informó ayer, en tanto que también se ordenó el secuestro de los teléfonos celulares de los sospechosos, con lo cual se busca reunir más elementos probatorios

Deja tu comentario

Comparte esta noticia